Una de las principales preocupaciones en las plantas fotovoltaicas es la resistencia a los rayos ultravioleta (UV) de los diferentes elementos que componen la instalación. La exposición continuada de productos al exterior, en especial los poliméricos, puede comportar cambios en la estructura interna del material, modificando su coloración y haciéndolo más frágil a las acciones mecánicas. Esto puede comprometer la seguridad de la instalación o bien reducir su vida útil.

 

En el mercado existen tipos de productos con unos ensayos específicos que permiten verificar y contrastar su resistencia a la intemperie. Las bridas de fijación, por ejemplo, son un producto donde su normativa específica contempla un ensayo de resistencia a la radiación solar. A partir de estas pruebas de laboratorio se pudo verificar que las bridas de poliamida negra proporcionaban una mejor resistencia a la tracción (mecánica) que sus equivalentes en poliamida natural (blancas). A pesar de ello, existen versiones de bridas específicas para uso en intemperie, las cuales aumentan la resistencia frente a los rayos UV y alargan de forma significativa su longevidad y seguridad.

 

En la normativa de los sistemas de tubos flexibles para la protección de cables eléctricos (IEC 61386-23) no existe un ensayo específico para determinar la resistencia de los productos al ser expuestos al sol.

 

Para dar solución a este vacío, en INTERFLEX recurren a la norma norteamericana UL 746C, la cual certifica si un producto es apto o no para ser instalado en el exterior. El producto se expone a una luz de arco de xenón durante unas horas determinadas, simulando un envejecimiento acelerado del producto. Asimismo, se sumerge en agua a 70ºC durante una semana. Posteriormente se verifica la resistencia mecánica del material, y si no supera un determinado umbral de discordancia respecto al valor original se considera apto para ser instalado a la intemperie.

 

En su gama de tubos flexibles de protección NYLOFIX e INTERFLEX, disponen de modelos específicamente diseñados para adaptarse a este tipo de entornos con alta radiación solar. De hecho, son los únicos fabricantes de este tipo de producto con una homologación que certifica la resistencia a intemperie, la UL 746C mencionada anteriormente.

 

Para una mayor seguridad de tus instalaciones fotovoltaicas y termosolares recomendamos usar alguno de los siguientes modelos, según los requisitos técnicos de la planta:

 

– Tubo AGT: ligero y de elevada flexibilidad

– Tubo PST: elevada resistencia mecánica

– Tubo PPT: elevada versatilidad, pudiendo ser instalado en entornos áridos (humedad <20%) o tropicales (humedad >80%)

– Tubo FRT: aplicaciones dinámicas con ciclos de movimiento continuo en el exterior

– Tubo ONDAPLAST HF-UV: muy alta resistencia mecánica y posibilidad EMC

 

Además, los racores de fijación y accesorios proporcionan a la instalación una protección IP66 (todos los modelos) o IP68/IP69K (AGT, PST, PPT y FRT). Esto es especialmente importante en las áreas de conexión de los tubos a la caja de strings, por ejemplo.

 

Para más información, puedes consultar su catálogo completo de sistemas de tubos flexibles para la protección de cables eléctricos AQUÍ

https://www.interflex.es/